Colado por tus huesos


Si el otro día hablamos del libro de Bill Bryson “Una breve historia de casi todo” para ilustrar los sinsabores e infortunios de los científicos en su labor investigadora, por lo general muy ingrata, hoy os propongo, siguiendo con el mismo libro, una historia que habla de las desavenencias, desencuentros y envidias que en muchas ocasiones, dominan la actividad de estos estudiosos. En esta ocasión la acción nos lleva al continente americano, en donde “en las últimas décadas del siglo surgió en Estados Unidos una rivalidad todavía más espectacularmente ponzoñosa e igual de destructiva. Los protagonistas fueron dos hombres extraños e implacables: Edward Drinker Cope y Othniel Charles Marsh.

Tenían mucho en común. Ambos eran individuos malcriados, impulsivos, egoístas, pendencieros, envidiosos, desconfiados y siempre desdichados. Y cambiaron entre los dos el mundo de la paleontología.

Empezaron profesándose amistad y admiración mutua, poniendo incluso cada uno de ellos el nombre del otro a especies fósiles, y pasaron una semana juntos en 1868. Pero hubo algún problema entre ellos -nadie sabe exactamente qué fue- y, al año siguiente, se profesaban una enemistad que se convertiría en un odio devorador a lo largo de las tres décadas siguientes. Probablemente pueda decirse con seguridad que no ha habido en las ciencias naturales dos personas que llegasen a despreciarse más”.

Después hace una semblanza de nuestros protagonistas. De Marsh viene a decir que es un tanto despistado para encontrar fósiles, ni cuando los tiene delante de sus narices.

De Cope que “mientras los sioux estaban aniquilando a George Armstrong Custer y a sus tropas en Little Big Horn, Montana, él andaba buscando huesos en las proximidades”, a pesar de haber sido advertido de ello. Para luego añadir que “se encontró con una partida de recelosos indios crow, pero consiguió ganárselos sacándose y poniéndose varias veces la dentadura postiza”, todo un recurso. No dejéis de probarlo cuando vayáis al banco a renegociar la hipoteca, o ante un agente si os quiere hacer la prueba de alcoholemia.

La escalada de odio se incrementa en 1877. Un maestro de Colorado encontró huesos que procedían de un saurio gigantesco y decidió enviar muestras a las máximas autoridades en la materia en ese tiempo, Marsh y Cope. Éste creyendo que era el único destinatario, envió cien dólares al maestro para que actuara discretamente. Ante esta generosa propina, el maestro pidió a Marsh que le diera los huesos a Cope, a lo que accedió, constituyendo para aquél “una afrenta que no olvidaría nunca”.

Lo cómico de la situación viene ahora, porque “el incidente significó también el inicio de una guerra entre los dos que fue haciéndose cada vez más agria, solapada y a menudo muy ridícula. Desembocaba a veces en los excavadores del equipo de uno tirando piedras a los del otro. Se sorprendió a Cope en una ocasión abriendo las cajas que pertenecían a Marsh. Se insultaban en letra impresa. Se burlaba cada uno de ellos de los descubrimientos del otro”, y sin embargo, “raras veces ha conseguido la animosidad -tal vez nunca- hacer avanzar la ciencia más rápido y con mayor éxito”. Según Bryson, prácticamente todos los dinosaurios que se conocen popularmente, los descubrieron entre los dos, para añadir “desgraciadamente, trabajaban con una rapidez tan insensata que muchas veces no se daban cuenta de que un nuevo descubrimiento era algo ya conocido. Llegaron a ‘descubrir’ entre los dos una especie llamada Uintaheres anceps veintidós veces nada menos”. Ya sabéis: la competitividad.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en ciencia, Social. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s